miércoles, 23 de marzo de 2011

EGIPTO


#15) – Nov. 2002 – Desierto Sahara – (de leche con Amor #21)

EGIPTO

Veo el ancestral ámbar de la Vesania en mis pupilas
y sus visiones, ensueños y asombro apuntan directo a
la cúspide argenta de la gigantesca pirámide de Kheops
luminiscente de majestad milenaria…

El desierto es un mar infinito de arena
y dunas ondulantes enterrando todo
sin entregar ese corazón azur
que tanto esperan mis solitarios pensamientos…

Y tú, antiguo Egipto de leyendas, mitos y dinastías,
qué me dices, qué me cuentas, qué cantan tus sitros:
de tus escribanos, de tus gloriosos faraones y reinas,
de tus deidades y dioses itafálicos y concubinas,
de tus reales Hipogeos sumergidos en oscuridad,
repujados de oro, de piedras preciosas y de sortilegios mortales,
de tu bella Nefertiti, de tu diosa Athor luz solar en la inmensidad,
de tus ocios, placeres y sagrados valles,
de tus padre Nilo, nutridor de tus estirpes y esclavos,
de tus esfinges aladas descendidas celestiales,
de tus secretos y enigmas no descifrados,
y de tu ogdóada, racimo óptimo de ocho divinidades.

¡Oh, mi sacro antiguo Egipto! Te juro por mi alma
y mi cuerpo reposados sobre la joroba de mi camello
echado sobre la tibia arena del Sahara
y por mi paladar sublimando la dulzura incomparable
de tus dátiles maduros con áurea dermis deleitables
que MA PETITE GRANDEUR es superior a tu grandeza,
porque mañana ella será lo que tú eres hoy:
Un desierto de ruinas magistrales.

Te juro antiguo Egipto, que así es y así será,
porque ya no puedes matarme, lo cual me fortalece
sobre tus oasis, donde el bello Amón evade bochornos,
allí donde mis flotantes lotos y nenúfares azules
fornican con plenilunios de sonámbulos espectros
de tu majestuoso imperio,
perpetuándose entre oleajes de arenas lapidarias…
Y aún así, venerable Egipto, te juro por Osiris
que tus ruinas libertarias y el artista Omar d’León
han sido amigos ya desde siempre.


Omar d’León

No hay comentarios: